Fe verdadera

Después de mi corto viaje misionero que tuve hace algunos días, como cristiano sigo teniendo la convicción que Dios me ha puesto en un lugar específico para ser un testigo de su gracia.

Eso significa que muchas veces, en mi caso, mi llamado es compartir el evangelio con otros que son de diferentes países, culturas y religiones.

Ayer tuve la oportunidad de conversar mucho tiempo con una persona. No podía por supuesto pasar por alto saber sus creencias acerca de Jesús. Como parte de nuestra conversación. Hice la pregunta que me ha ayudado a abrir conversaciones de una manera sencilla. ¿Eres creyente?

Y su respuesta fue tajante; “si, soy creyente.” Y luego pregunté, ¿Que iglesia asistes? Y su respuesta fue, “una iglesia cristiana Bautista”.

Me compartió que sus abuelos, sus padres han sido cristianos Bautistas toda la vida y por lo tanto él también ha sido cristiano toda su vida. Por supuesto es hermoso saber que hay personas que nacen de una familia cristiana y siguen la fe de sus padres.

La conversación fue amena, y le pregunté ¿Por qué perteneces la denominación Bautista? ¿Por que no presbiteriano? o ¿Pentecostal? Y su respuesta fue; “mi familia siempre han sido cristianos bautistas. Esa respuesta me llamo la atención por eso proseguí conversando con él y le hice la pregunta. ¿Si murieras en este momento, donde crees que irías?

Por un momento suspiro y Dijo; “yo creo.. es hacer bien las cosas, tratar de hacer lo mejor en esta tierra para ir con el Señor…”

Cuando escuché eso me quede un poco sorprendido. Sorprendido porque las denominaciones bautistas son consideras iglesias que enseña la palabra de Dios, e instruyen a sus miembros en las verdades cristianas.

Obviamente notarás que no es el evangelio, uno espera una respuesta diferente de una persona que ha pasado toda su vida expuesto al evangelio. Luego trate (digo trate por la diferencia del idioma) de explicarle el evangelio.

Ahora, quiero hacer algunas observaciones con esta conversación. Como cristianos:

No demos por sentado que las personas que asisten a una iglesia de sana doctrina sean creyentes o que entienda el evangelio.

No demos por sentado que solo por el hecho que que nuestros padres nos hayan instruido en las cosas de Dios y que nunca nos hemos alejado de la Iglesia signifique que seamos verdaderos creyentes. Tenemos que examinar nuestras creencias y hacer la pregunta. ¿Por qué creo esto? No debemos tener temor de preguntar. Es bueno porque de esa manera podemos tener convicciones fuertes.

No demos por sentado que por pertenecer una denominación como la Bautista seamos seamos realmente creyentes, por cierto amo mi denominación y me siento feliz de ser Bautista. Porque considero que es una de las denominaciones que se apega a la Biblia. Pero tenemos que ser honestos, sea una iglesia Bautista, Presbiteriana o Pentecostal, hay personas que no han entendido el evangelio. Necesitamos ayudar a las personas a comprenderlo. Porque si no comprenden el evangelio ¿Cómo podrán vivir su vida cristiana? El evangelio es esencial para vivir la vida cristiana. Sin el evangelio podemos caer en una vida legalista o una vida de libertinaje.

Y por último, si un creyente te hiciera la pregunta. ¿Donde crees que irías si murieras en este instante? ¿Como responderías? ¿Dirás que es por tu esfuerzo? ¿Dirás que es por tu obediencia? ¿Dirás que es por tu buen comportamiento? ¿por tus buenas obras? O ¿por tu asistencia en la iglesia?

Mi respuesta es; estoy en paz con Dios y estoy seguro que estaré con él para toda la eternidad porque JESÚS llevo mis pecados en la cruz y resucitó al tercer día para darme esperanza y seguridad. Un día estaré con él para toda la eternidad por pura gracia. Ahora como un discípulo de Jesús, en su gracia y en el poder del Espíritu Santo me esfuerzo en obedecer sus mandamientos y para «…hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviera en ellas.»

*Foto

Escrito por

Pecador amado por Dios en Cristo. Seguidor de Jesucristo. Avanzar el Reino de Cristo. Fortalecer la iglesia. Bautista Reformado.